¿Por qué contratar un Oficiante profesional para tu boda?


La decisión de contratar a un oficiante de bodas profesional es una decición que no lamentarás. Si eres como la mayoría de las parejas que planean una boda, decidir si contratar a un oficiante de bodas profesional es sólo una de las muchas decisiones que tendrán que hacer. Dependiendo del tipo de boda que está planeando, podrán considerar la contratación de un oficiante o pedirle a un amigo o familiar que realice la ceremonia en su lugar. Para muchas parejas, puede parecer que no hay mucha diferencia entre usar un aficionado o contratar a un profesional, pero hay un buen número de ventajas importantes a la contratación de un profesional con experiencia para llevar a cabo su ceremonia de boda.

Puesto que las ceremonias simbólicas en México no requieren de un permiso legal, podríamos pensar que cualquiera puede llevarlas a cabo, pero ¿deberían?

"Su boda no es el momento de que deseas correr riesgos. La contratación de un oficiante profesional significa que va a tener un profesional que sabe cómo hablar en público y tiene la experiencia para asegurar la ceremonia trascurre sin problemas, incluso si usted está demasiado nervioso para recordar una palabra ".

- Laura Weatherly, Engaging Affairs

Ventajas profesionales

Hay una serie de ventajas a la contratación de un oficiante profesional. Tienen el conocimiento necesario, la experiencia y la habilidad para ayudarle a crear una ceremonia de gran calidad y realizarla con serenidad y gracia. Pregunte a cualquier planificador de la boda, fotógrafo o camarógrafo si prefieren trabajar con un aficionado o un oficiante profesional y ellos le dirán lo mismo: sin duda contratar a un profesional. He aquí por qué:


Experiencia

La razón número uno para contratar a un oficiante profesional es experiencia. Cuanta más experiencia alguien tiene en realizar ceremonias de boda, mejor equipado está para ofrecer un evento de alta calidad en medio de un entorno impredecible. Realizar una ceremonia de boda no es tan simple como leer un trozo de papel y muchos aficionados pueden sentirse confundidos y nerviosos por la distracción casi constante del ruido de los invitados, niños llorando, problemas en el audio, fotógrafos en movimiento y similares. O peor aún, un aficionado puede tomar el micrófono por largas horas llevado por la emocion y hacer la ceremonia cansada, muy larga y tediosa.


Un oficiante profesional tiene un nivel de comodidad que viene sólo de la experiencia, y puede mantener un estado de calma y concentración a pesar de cambios o circunstancias imprevistas. Esto conduce a una mejor experiencia para ustedes como pareja, sus familias, y sus invitados - podrán relajarse y disfrutar de su ceremonia, sabiendo que están en las capaces manos de alguien que sabe exactamente qué hacer.


Conocimiento

Puesto que un oficiante profesional tiene la ventaja de la experiencia, también pueden ofrecer conocimientos y orientación que usted simplemente no puede obtener de un aficionado sin experiencia. Un oficiante profesional le puede asesorar sobre la longitud adecuada para su ceremonia, los posibles problemas logísticos que podría enfrentar en su lugar, las diferentes opciones de tradiciones de la boda para incorporar a la ceremonia en función de sus circunstancias únicas, y las respuestas a muchas preguntas que un aficionado ni siquiera sabría preguntar. Aparte de ser una rito de paso, de amor y compromiso el uno al otro, su ceremonia de boda es también la primera impresión de su boda a sus huéspedes y establece el tono para el resto del día. Si usted no confía en su amigo para fotografiar su boda o poner la música en su recepción, entonces ¿por qué poner algo tan importante como su ceremonia de boda en manos de un aficionado?


Confiabilidad

Cualquier oficiante profesional le dirá que uno de los mayores beneficios para la contratación de un profesional, y uno de los mayores inconvenientes a la utilización de un aficionado, es la fiabilidad. Oficiantes profesionales reciben llamadas todo el tiempo de las parejas que habían planeado su ceremonia oficiada por un amigo y que ahora tiene "cold feet" y no se siente cómodo realizando la ceremonia. Estas circunstancias desafortunadas son muy comunes, y puede ser muy estresante para una pareja - especialmente cuando se producen sólo unas semanas o incluso días antes de su boda. Oficiantes profesionales entienden el compromiso que hacen a cada pareja que los contrata, y tomar ese compromiso serio como una cuestión de integridad profesional.


Trabajo en equipo

A menos que usted está planeando una boda muy pequeña, lo más probable es que usted este contratando a otros proveedores de bodas profesional para su boda. Organizadores de bodas profesionales, catering, fotógrafos, camarógrafos, DJs y músicos de la ceremonia todos trabajan juntos como un equipo con su oficiante para asegurarse de que todo sucede de acuerdo al plan. Cuando uno de los proveeedores que seleccione no es un profesional con experiencia, los restantes miembros de su equipo de proveedores tienen la tarea de forma automática de ser la "niñera" un aficionado en lugar de ser capaz de concentrarse en su trabajo. Esto se debe a todos los diferentes proveedores en una boda tienen responsabilidades superpuestas o relacionados, cada uno en función de la competencia de los otros con el fin de asegurarse de que todo funcione sin problemas. Lograr el éxito de un evento tan complicado como una boda requiere un trabajo en equipo de todos sus proveedores, y un oficiante profesional es una parte esencial de ese equipo.


Control

Aparte de la experiencia, para la mayoría de las parejas, la razón más importante para contratar a un oficiante profesional es el control. Esta es una de las principales ventajas que oficiantes profesionales ofrecen sobre las ceremonias religiosas- la capacidad de crear una ceremonia que está totalmente personalizada para cada pareja sin estar obligado por el dogma o la tradición. Cuando las parejas deciden utilizar a un amigo o miembro de la familia para llevar a cabo su ceremonia, pierden una gran cantidad de control debido a la relación personal y sus implicaciónes.

Usted nunca tiene que preocuparse por ofender a un oficiante profesional si usted no está encantado con sus sugerencias para su ceremonia, o no les gusta algo que han escrito y quieren cambiarlo. Es una historia muy diferente, sin embargo, decepcionar a un miembro de la familia que ha escrito un guión terrible para su ceremonia o ha puesto su corazón en la incorporación de algo en lo que no están realmente de acuerdo. En última instancia, se trata de su ceremonia de boda y un oficiante profesional va a comprender y respetar eso y trabajar con usted para asegurarse de que obtiene exactamente lo que quiere.

"El uso de un oficiante profesional realmente hace que su ceremonia de boda se realice sin problemas. Escribir una ceremonia es un trabajo difícil y es maravilloso tener la orientación correcta. Un oficiante profesional tiene la experiencia necesaria para lograr una ceremonia que represente a la pareja. Tienen el enfoque formal de una ceremonia "tradicional", pero son capaces de dejar que la personalidad de la pareja se revele y los invitados se sientan más conectados ".

- Ashley Amtmann y Katey Clark, Lemon & Lime Evento Design

La contratación de un oficiante profesional es otra manera de asegurarse de que su matrimonio no se enfrentará a cuestiones jurídicas adversas, pues al no tener peso legal, puede celebrar un compomiso de unión entre la pareja, cualquier pareja.



Una elección de la que no te arrepentirás

La decisión de contratar a un oficiante profesional es una opción que hará que la planificación de su boda más fácil y menos estresante, y así asegurarse de que tendrán una ceremonia de boda de alta calidad. Si bien puede parecer una decisión insignificante en comparación con muchas otras deciciónes que usted necesita tomar, tenga en cuenta que su ceremonia de boda es toda la razón por la que usted está planeando una boda en el primer lugar.

Recent Posts
Archive
Search By Tags
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram

Cuernavaca, México.    2020