Blessingway

Un “Blessingway” es una ceremonia espiritual para la celebración de la mujer embarazada, que honra la energía femenina, el valor espiritual del embarazo y el parto y el paso trascendente de la mujer hacia la maternidad.

Esta ceremonia es un rito de paso importante para las mujeres, quienes, acompañadas por las mujeres de su familia y sus amigas cercanas en un contexto de sororidad viven una experiencia de amor y armonía para bendecir su proceso y para desear armonía y paz en esta nueva etapa de la vida de la madre.  

 

En esta ceremonia también se llevan a cabo rituales de bendición para del alma del bebé que llega, mostrándole el camino a seguir en su transición hacia la vida.  

Un momento para agradecer su llegada, bendecir su camino, otorgarle su nombre, regalarle virtudes espirituales y para que los padres y la familia se comprometan a cuidarlo, aconsejarlo y amarlo.

Estas ceremonias son ideales para proteger a la mujer embarazada en comunidad su camino hacia el alumbramiento de una nueva vida. 

¿Cómo lo hacemos?

Reunión inicial

Para lograr una ceremonia conmovedora y significativa, es importante generar un vinculo con los papás,  conocernos y conectar de manera personal. Para ello realizamos una reunión en la que charlamos y generamos una relación de confianza. Este es el momento en el que exploramos todas las posibilidades para realizar una ceremonia a su medida.

Diseño & Planeación

Comenzamos a trabajar con la estructura de su ceremonia detalladamente hasta que esté lista tal como la necesitan. Dentro de esta planeación se incluyen todos los momentos, ritos y sucesos que tendrán lugar en su ceremonia. Aquí planificamos desde las lecturas hasta los pequeños detalles de cada ritual.

Reunión de ensayo

Cerca de la fecha del evento, nos reuniremos para afinar detalles, resolver dudas y ensayar los pasos a seguir.  Si la ceremonia incluirá ritos espirituales, hablaremos sobre ellos y profundizaremos en su significado con el fin de que tengan muy presente por qué están realizándolos.

La Ceremonia

El día del evento montaremos el altar y  dirigiremos la ceremonia invitando siempre a todos los asistentes a participar y dándole a los papás y al pequeño el protagonismo que merecen.  Ustedes podrán relajarse, emocionarse y alegrarse en una ceremonia que, tengan por seguro, será inolvidable